top of page
  • Foto del escritorJesús del Sol Ontalba

ADICCIONES

Hola!

Es una obviedad que a todos nos gusta aquello que nos hace sentir bien, pero… ¿has tenido alguna vez la sensación de que algo te hace sentir tan bien que lo necesitas en tu día a día? Cuando esta necesidad se convierte en un hábito que interfiere en distintas áreas de tu vida (familiar, social, laboral/académico…) y en tu salud, nos encontramos ante una adicción.

Concretamente, una adicción es la dependencia a una sustancia, actividad y/o conducta que proporciona alivio y/o placer. La fuerte necesidad de conseguirlo lleva a la persona a realizar conductas incontrolables, mostrando, además, dificultades para abstenerse.

TIPOS DE ADICCIONES

Las adicciones no se limitan al consumo de sustancias. Los principales tipos de adicciones se dividen en tres grupos:

1. Adicciones a sustancias: alcohol, sustancias psicoactivas, nicotina (tabaco), cafeína…De entre ellas, la más común y, a la vez más normalizada socialmente, es el consumo de alcohol.

2. Adicciones a actividades y/o conductas: sexo, juego, compras, comida, nuevas tecnologías, redes sociales, deporte, trabajo.

3. Adicciones emocionales: suelen ser las menos conocidas. Implican depender de una o varias personas para sentirse bien.

¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENEN LAS ADICCIONES?

Cualquier tipo de adicción conlleva importantes efectos nocivos sobre la persona que lo sufre:

- Problemas familiares y sociales y aislamiento social. Las personas adictas tienden a mentir para conseguir lo que les genera dependencia y, cuando no lo consiguen, pueden culpar a los demás. Esto genera conflictos con las personas de su entorno. Como consecuencia, estas personas acaban viviendo por y para aquello a lo que están “enganchados”.

- Alteración del estado de ánimo. Generalmente asociado con la disponibilidad o ausencia de aquello a lo que son adictos.

- Ansiedad e insomnio. Los momentos en los que no puedan disponer de aquello que les genera adicción van a suponer un aumento de los niveles de ansiedad y dificultades para conciliar el sueño. A su vez, estas consecuencias van a impactar directamente en el rendimiento de la persona en el resto de las actividades diarias (trabajo, estudios, etc.).

- Efectos negativos sobre la salud (especialmente en el caso de abuso de sustancias). Aumenta el riesgo de padecer enfermedades pulmonares, cardíacas e, incluso, cáncer.

Si consideras que tú u otra persona de tu entorno está generando dependencia a alguna sustancia y/o actividad y está perdiendo el control, no lo dudes: es el momento de pasar a la acción. Puedes contactar conmigo a través de mi página web o de mis redes sociales.

Experimenta el cambio, siente el bienestar.



23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page